Si alguno de los asalariados desplazados fuese nacional de un Estado no miembro de la Unión Europea, deberá obtener un permiso de trabajo en Francia para desplazamientos superiores a 3 meses, conforme a la sentencia del Consejo de Estado Conseil d’Etat, 30 janvier 2019, n°415818, y esto a pesar de contar con un permiso de residencia válido en España.

Así, en el Consejo de Estado indica:

“ … resulta de las disposiciones previamente citadas del artículo L.311-1 del código de entrada y residencia de extranjeros y del derecho de asilo, (…), todo extranjero de más de 18 años que pretenda permanecer en Francia más de 3 meses, debe tener un permiso de residencia, salvo que sea ciudadanos de la Unión Europea o de la Confederación Suiza. Esta regla se aplica a ciudadanos de países terceros, en situación regular en un estado miembro de la Unión Europea, que se desplazan a Francia en el marco de una prestación de servicios, los cuales deben, pasado un período de 3 meses desde su entrada en Francia, estar provistos de un permiso de residencia entregado por las autoridades francesas.”

Los trabajadores desplazados de más de 3 meses hasta 1 año tendrán que solicitar el permiso visa de long séjour valant titre de séjour (VL-TS) mention salarié détaché ICT.

Solo para casos de desplazamientos intragrupo de más de 1 año, los trabajadores solicitarán un permiso de residencia llamado “carte de séjour pluriannuelle salarié détaché ICT”

Teresa Pérez Cruz, Avocate au Barreau de Paris

Deja una respuesta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.