coronavirus

Ante la epidemia de coronavirus Covid-19, el Gobierno francés ha adoptado restricciones en sus fronteras a la entrada desde otros países del espacio Schengen para retrasar al máximo la propagación del virus en el territorio. Hasta ahora, los desplazamientos del extranjero a Francia sólo estaban autorizados para determinadas situaciones y actividades profesionales como trabajadores transfronterizos, transportistas o residentes.

Hoy, el Ministerio del Interior de Francia ha anunciado una nueva excepción que permite ingresar en Francia a los trabajadores desplazados como parte de un servicio internacional y cuya misión no puede posponerse si provienen del área económica europea.

Los empleados deben tener un certificado de viaje internacional excepcional, que se puede descargar del sitio web del Ministerio del Interior.

En caso de que los trabajadores desplazados deban desplazarse por el territorio francés a más de 100 km de su lugar de alojamiento, se les debe expedir otro certificado de desplazamiento.

Obviamente, las medidas temporales provocadas por el coronavirus no eximen a las empresas de respetar los demás requisitos legales exigidos por la normativa francesa en materia de desplazamiento intracomunitario, como la designación de representante o la notificación previa de desplazamiento en SIPSI.

Si tienes dudas o necesitas más información, por favor contacta con nosotros aquí.

Deja una respuesta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.