sanciones

El incumplimiento de la normativa laboral francesa en el desplazamiento temporal de trabajadores le puede salir muy caro al empleador español. El gobierno galo es muy estricto en la protección de los derechos de sus trabajadores y lleva un férreo control sobre las empresas extranjeras que desplazan sus trabajadores a Francia, para que cumplan con las mismas condiciones laborales que los trabajadores locales (salario, horas de trabajo, convenios, seguridad…).

Cuando la inspección laboral realiza un control, comprueba que la empresa extranjera o empleador cumple con todas las formalidades administrativas y laborales de sus trabajadores desplazados. Es imprescindible contar con un representante legal en Francia que es el que se encargará de presentar en ese momento todos los documentos que tiene que tener a su disposición en caso de control – documentos que certifiquen la regularidad de la situación social del empleador, los contratos laborales de los asalariados, sus nóminas, los documentos de control de horas trabajadas, los documentos que comprueben que la empresa se encarga de los gastos de desplazamiento, entre otros.

Si el inspector laboral detecta que se incumple alguna de sus obligaciones tiene todo el poder para multar a la empresa extranjera con las siguientes sanciones:

  • No tener designado un representante legal en Francia: multa de 4.000€ (8.000€ en caso de reincidencia).
  • Falta de declaración de desplazamiento de los trabajadores: multa de 2.000€ por trabajador (4.000€ en caso de reincidencia) con un límite de 500.000 €.
  • No cumplimiento del pago del salario mínimo: multa entre 750€ y 1.500€ por trabajador y prestación suspendida hasta 1 mes.
  • No cumplimiento del pago de las horas extraordinarias: multa de 750€ por trabajador.
  • No cumplimiento de los horarios legales o de los horarios extraordinarios: multa de 750€ por trabajador.
  • No cumplimiento de las vacaciones: multa entre 750€ y 1.500€ por trabajador.
  • No cumplimiento de la visita médica: multa hasta 1.500€ por trabajador.

Sanciones administrativas en caso de fraude en el desplazamiento de trabajadores en el sector de la construcción

Por último, debes tener en cuenta de que si la prestación realizada en Francia es para el sector de la construcción o en las obras públicas, además de las sanciones detalladas anteriormente te puedes enfrentar al cierre administrativo temporal del establecimiento, prevista en caso de infracción por trabajo ilegal.

El cierre se efectúa en forma de paro de la actividad de la empresa, en el lugar donde se cometió la infracción. La ley de reforma laboral ha contemplado el caso en que la actividad ha finalizado o ha sido suspendida en este lugar: la autoridad administrativa puede entonces dictar el paro de la actividad de la empresa en otro sitio donde la obra esté en curso.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.