Tarjeta BTP

Desde marzo de 2017 la utilización de la Tarjeta BTP en Francia es obligatoria. Se trata de un carné profesional que todos los trabajadores de la construcción y obras públicas deben tener en su lugar de trabajo.

Por esa razón, la obtención de la tarjeta BTP concierne tanto a las empresas establecidas en territorio francés, como a empresas que se encuentran en el extranjero y que desplazan sus trabajadores.

Por lo tanto, si desplazan trabajadores asalariados en Francia para llevar a cabo trabajos en el sector de la construcción u obra pública, incluso si es de manera ocasional, accesoria o temporal, deben solicitar la tarjeta BTP.

En consecuencia, cada trabajador desplazado deberá tener su correspondiente tarjeta BTP para poder acceder a una obra en Francia.

Asimismo, debe estar a disposición de los agentes de control (inspectores de trabajo, de la Seguridad Social, de hacienda o aduanas, la policía…) y al encargado de la obra o a los agentes del orden que intervengan en la obra cuando éstos lo soliciten.

Siguiendo con la Tarjeta BTP, contiene información del empleado desplazado así como un código QR para que el inspector puede acceder a todos los datos declarados en la tarjeta.

Por este motivo, es muy importante que cada trabajador tenga su tarjeta BTP a disposición de la inspección en el lugar de la obra para evitar importantes sanciones.

En caso de que el trabajador no disponga de la tarjeta o que la información que contenga sea incorrecta o insuficiente se podrán aplicar sanciones.

Finalmente, es responsabilidad del empresario que sus trabajadores tengan la tarjeta en Francia. Por lo tanto, antes del desplazamiento debe solicitarse abonando la correspondiente tasa, y adjuntar la notificación previa de desplazamiento que se expide a través del portal SIPSI.

Deja una respuesta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.